El pasado mes de Junio viaje a USA para asistir a IPW 2016 New Orleans, la mayor exposición de la industria turística de los Estados Unidos, y les quiero contar sobre mi experiencia ya que los dos tramos del viaje de ida, y la vuelta directa, los hice en clase business.
No es la primera vez que tengo la suerte de viajar en esa clase, por eso sostengo que todo viajero debería tener la posibilidad, al menos una vez, de acceder a un up grade a esta clase porque, si bien después es duro volver a clase turista, es muy interesante y motivador vivir la experiencia y ver que hay otra forma de viajar.

También es de destacar que hoy hacerlo es más posible que antes, dado que existen bancos que de acuerdo al cierto tipo de cuentas bancarias ofrecen la posibilidad de pedir uno de estos lindos up grades, como por ejemplo, es el caso en Argentina del Banco BBVA para sus clientes de cuentas Premium.

Crónica de Aeropuertos, Vips y Vuelos
Siempre es un gusto llegar a Ezeiza, la antesala de tu viaje, el aeropuerto lo encontré impecable, y como siempre, lleno de gente saliendo de viaje lo cual es muy bueno.
Hice mi Check In y me quede recorriendo el Hall para sacar unas fotos, y a la espera de la llegada de mi amigo Ariel Brizzola, con quien compartimos el viaje, y quien a la vez es Main Sponsor de mis viajes con su producto TravelSim América, el cual les súper recomiendo para mantenerse comunicados con la mejor tarifa durante sus viajes: TravelSim América.

La espera de vuelo la hicimos en el salón VIP Centurión de American Express, el lugar es muy confortable y espacioso y ofrece un excelente servicio de cafetería, bebidas y comidas a los pasajeros. Todo allí fue delicioso, la pasamos muy bien y obviamente, comenzar el viaje así fue un lujo.

Ida, primera etapa, vuelo 532 operado por LATAM Airlines Group
Desde (EZE) Buenos Aires, Argentina/Aerop. Int’l Ministro Pistarini.
Hasta (SCL) Santiago, Chile/Aerop. Int’l Arturo Merino Benítez.
La aeronave fue el moderno Boeing B787 300 Dreamliner.
La distancia es de 1.139 km / 707,74 millas o 615,01 millas náuticas.
El tiempo de vuelo fue de 2h 15 minutos.

Si bien el vuelo es corto, esto no impidió que los tripulantes desplegaran su excelente atención y servicio el cual disfrutamos cómodamente durante todo el vuelo en sus amplios asientos que se reclinan hasta convertirse en cama, 100% horizontal.
El servicio abordo fue excelente, la comida deliciosa, y la atención de la tripulación de cabina inmejorable, aunque mis apreciaciones parezcan positivamente exageradas les aseguro que no lo son, todo estuvo perfecto.
El vuelo ni se sintió, tuvimos excelente clima aun sobrevolando la Cordillera de los Andes, la cual suele generar turbulencias. Y un detalle más a destacar sobre este avión es lo silencioso que es, lo que hace el vuelo muy confortable. Este Dreamliner, es el más nuevo de la flota, muy lindo avión, literalmente flamante, lo que hizo inmejorable la experiencia.

Ya en Chile hicimos tiempo hasta la conexión de la siguiente etapa del vuelo en el VIP Pacific Club al cual accedimos con la credencial de mi amigo de Priority Pass, la cual habilita a conocer diferentes Vips. El lugar estuvo bien, no me impactó como el de Amex en Ezeiza, pero el servicio también era muy completo, de todas formas casi no consumimos nada dado que ya a esa altura el viaje parecía una maratón gastronómica… ja ja ja…

Ida, segunda etapa, vuelo 502 operado por LATAM Airlines Group
Desde (SCL) Santiago, Chile/Aerop. Int’l Arturo Merino Benítez.
Hasta (EZE) Buenos Aires, Argentina/Aerop. Int’l Ministro Pistarini.
La aeronave fue el moderno Boeing B787 800 Dreamliner.
La distancia es de 6.644 km / 4.128.39 millas o 3.587.47 millas náuticas.
El tiempo de vuelo fue de 8h 40 minutos.

Nuevamente en viaje, abordamos una versión diferente de Dreamliner que, si bien no era flamante como el anterior, estaba perfecto, y de nuevo, el servicio fue impecable, y la comida excelente. Nuevamente arrancamos con una copa de bienvenida, sopa de verduras y ensalada de entrada y unas ricas pastas como plato principal. De postre un exquisito helado mientras ya estaba seleccionando como quería que fuera mi desayuno… de locos.
Como les decía, la nota la da la posibilidad de elegir un desayuno completo para lo cual nos ofrecieron una cartilla con un largo listado donde seleccionar con un check cada ítem que uno quiere tener en su bandeja un rato antes de la llegada y así fue, el desayuno resultó excelente como todo durante los dos vuelos.

Y llegamos a Miami donde rentamos un automóvil y emprendimos un largo viaje a New Orleans, algo de esa parte del viaje comento en esta nota: Deep Florida USA.

El regreso a Argentina después de un prolongado viaje por USA, para mí, siempre es tedioso, por lo que tener la suerte de acceder nuevamente a la clase Business y todos sus beneficios fue un importante alivio en el trámite.
La gente de LATAM en el Aeropuerto Internacional de Miami fue muy amable, luego de mi check in me invitaron a disfrutar su VIP, el cual me gustó muchísimo. El mismo es muy amplio y cómodo y tiene vista al sector de estacionamiento de las aeronaves. Todo el servicio exquisito, impecable, realmente es un placer viajar así.

Una cosa que me impresionó del lugar es que ofrece duchas para los pasajeros, lo cual es espectacular porque con el calor uno llega hasta allí un tanto maltrecho por haberse vestido para todo el viaje. Había gente que llegaba hasta alii cómoda, con vestimentas muy livianas, y luego de relajar un rato disfrutando del servicio se podían dar una ducha y vestirse para el vuelo, ideal!. Estos salones son el lugar ideal para sobrellevar una demora de un vuelo, sin duda lo mejor.

Vuelta, vuelo 4M 4521 operado por LATAM Airlines Argentina
Desde (MIA) Miami, USA/Miami Int’l Airport.
Hasta (EZE) Buenos Aires, Argentina/Aerop. Int’l Ministro Pistarini.
La aeronave fue el Boeing 767-300.
La distancia es de 7.054 km / 4.383.15 millas o 3.808.86 millas náuticas.
El tiempo de vuelo fue de 9h 05 minutos.

Salimos de Miami con un importante frente de tormenta con enormes nubes cargadas con relámpagos a estribor, lado derecho de la nave, pero por suerte el comandante derivo la ruta convenientemente y ni nos enteramos de la amenazante tormenta.
Este vuelo propone la comodidad de viajar directo, sin escalas lo que hace más rápido el viaje y, por consiguiente, menores los movimientos. El resto perfecto, como a la ida, el servicio de la tripulación impecable, la comida exquisita y el desayuno especial súper completo, es un placer viajar en business.
Les recomiendo la experiencia en su totalidad, viajar con LATAM resultó ser una vacación dentro de mi viaje de trabajo!

Agradezco especialmente al Departamento Comercial de LATAM quienes gentilmente nos otorgaron el up grade a la clase Premium Business, muchísimas gracias.

Y como en un viaje son vitales los traslados al aeropuerto, aprovecho para agradecer el siempre excelente servicio de Tienda León MdP, empresa con la siempre hago mis traslados MdP/Ezeiza/MdP con total comodidad y seguridad, muchísimas gracias: Tienda Leon MdP.

Foto principal: LATAM Airlines
Texto & Fotos: Alberto Lapenta
Facebook/Alberto Lapenta Photography

IPW 2016 New Orleans
IPW.com
Facebook/IPW

Links asociados a este contenido
LATAM Airlines / Argentina
LATAM Airlines / Premium business
American Express / The Centurión Lounge Buenos Aires
Pacific Club Salones VIP / Santiago, Chile
LATAM / VIP Lounge MIA Int’l Airport, South Terminal

Más publicaciones de Linkviajes.com relacionadas a IPW 2016 New Orleans
The National WWII Museum – New Orleans
New Orleans, cocktel de ritmos y estilos

Linkviajes.com USA Tour 2016
Main Sponsor
TravelSim América

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.